Los municipios de la Zona Andina de Río Negro adhirieron a la Ley de Suelo Urbano promovida en octubre por la Gobernadora Arabela Carreras y vigente desde diciembre, avanzan en ordenanzas, resoluciones y registros para generar soluciones habitacionales concretas.

Se trata de una legislación a aplicar junto a los Municipios y orientada a facilitar el rápido acceso de familias a lotes con servicios, partiendo de un programa para toda la provincia que en cinco años abarcará un mínimo de 12.000 lotes de 300 m2 de superficie máxima.

Este programa incluye la articulación con entidades intermedias como gremios, sindicatos, mutuales y cooperativas, muy comprometidas en soluciones de vivienda.

Los intendentes de San Carlos de Bariloche, El Bolsón, Dina Huapi  y Pilcaniyeu, recibieron la iniciativa con entusiasmo e impulsaron a su vez herramientas legislativas y administrativas para ejecutarla en sus jurisdicciones.

Además los jefes municipales se reunieron con la Secretaria de Panificación y Desarrollo Sustentable, Laura Perilli, para avanzar en concreto sobre la disponibilidad de tierras en sus jurisdicciones.

 

Bariloche

 

El Intendente, Gustavo Gennuso, mantuvo reuniones sobre el tema con Perilli y el Ministro de Gobierno y Comunidad, Rodrigo Buteler, en las que coincidieron en la importancia del programa en marcha y en las formas de aplicación en la ciudad, donde se suma a otras soluciones en marcha.

El Concejo de Bariloche aprobó en la primera sesión del año la ordenanza de adhesión a la ley, que encomendó un relevamiento al Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social (IMTVHS), a cargo del Banco de Tierras Municipal.

El IMTVHS tiene cuatro meses para realizar un informe de los inmuebles de dominio municipal, libres de ocupación o que se encuentren sin destino afectado por normativa vigente.

La ciudad tiene un problema de tierra y hábitat histórico, con una demanda habitacional registrada de cientos de familias, y también numerosas tomas que fueron consolidándose y otras que surgen regularmente.

 

El Bolsón

 

En El Bolsón también la ley fue muy bien recibida y fue presentada en un acto público del Intendente Bruno Pogliano y la Secretaria Perilli, en el que el jefe comunal dijo que la localidad “puede elaborar zonificaciones para incorporar al plan y proyectar urbanizaciones”.

El municipio adhirió a la ley y creó el primer Registro Único de Demanda Habitacional, que incluye a 1.200 familias, que también busca incorporar a vecinos que no se hayan anotado.

La Secretaria Municipal de Planificación Territorial y Hábitat, Juliana Ortega, indicó que entre otras posibilidades evalúan una posible transferencia al municipio de un predio de Gendarmería Nacional, además de tierras fiscales de otros sectores, que sumadas “pueden solucionar buena parte de la actual demanda e incluso planificar el futuro desarrollo urbanístico”.

También El Bolsón tiene una problemática antigua de asentamientos irregulares y los funcionarios estiman que un 20% de la población de la ciudad vive en 35 urbanizaciones surgidas a partir de tomas surgidas en los últimos 20 años, y algunas más recientes.

 

 Dina Huapi

 

“Es una herramienta extraordinaria”, expresó la intendenta de Dina Huapi, Mónica Balseiro, informando que el Ejecutivo municipal ya adhirió y el Concejo trabaja para aprobar una ordenanza en la próxima sesión.

“Es muy importante esta ley provincial, es un aporte trascendental para los municipios. Prevé infraestructura a desarrollar por el IPPV, incluye a Catastro, no habrá complicaciones con subdivisiones y estas soluciones estarán exentas del pago de tasas. Es un fuerte incentivo a las municipalidades a buscar tierras disponibles para viviendas”, sostuvo.

La Intendenta mantuvo ya dos reuniones con Perilli, en las que evaluaron que “no hay mucha tierra municipal o provincial en el ejido sin destino”, pero destacó: “vamos a lograrlo porque es muy necesario para Dina Huapi”.

 

Pilcaniyeu

 

También el intendente de Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef, ponderó la importancia de la Ley de Suelo Urbano, y anticipó que el municipio adhiere y avanza en su ejecución local.

“Es fundamental para el crecimiento de Pilcaniyeu esta ley porque acompaña a la ciudad en el fraccionamiento de tierras. Estamos ordenados en materia de loteos pero siempre cuando recibimos programas de vivienda, como los del IPPV, piden lotes. Tenemos tierras pero no urbanizadas y podemos seguir creciendo ordenadamente con esta ley”, opinó.